Un arco barroco.

Hace unos días, Nehir, mi profesora de viola, me mostró un arco barroco, de madera de serpiente, muy atractivo de aspecto. Lo probé y me gustaron las sensaciones. Se trata de un arco ligero y sorprendentemente fácil de usar.

Miré en la Internet la posibilidad de adquirir uno, y lo encontré. Un arco de madera tropical y ébano, con las crines en negro. Fue precisamente esto lo que más me influyó a la hora de comprarlo.

He estado practicando, y vaya, ligereza y buen manejo, aunque los arcos actuales son más aptos para aplicar fuerza e intensidad.

El Luthier, me dice que viene de china, y que los revisa uno a uno. Hoy por hoy China es un buen proveedor de instrumentos de estilo barroco.

El arco mide 70 cm. de longitud, y no sé si realmente es específico para viola o violín; supongo que en época barroca no existían los estándares actuales…

La música barroca, quizás, es más para una interpretación más íntima, minuciosa… para lo que este tipo de arco es ideal. Al menos la música barroca que yo interpreto hoy en día.

Le puse buena cosa de resina y toqué muy agusto con él. Estoy contento.

Cambio de viola…

Últimamente no estoy satisfecho con mi viola, me parce pesada e incómoda. No me atrapa el timbre que tiene… la encuentro algo chillona, quizá porque en mi cabeza, oigo mucho las vibraciones a través de la mentonera.

He sacado dos violas que tenía apartadas para que Nehir, mi profesora de viola, me diese su opinión. No son las mejores, pero me confirma que al menos una de ellas es más adecuada para el proceso de aprendizaje. Así que bienvenida sea.

Se trata de una viola que adquirí hace mucho tiempo, la Hans Joseph Hauer, de fabricación rumana, (algo mejor que las fabricadas en China), con un aspecto digno, pero con algunas imperfecciones, en el barniz, aunque esto, debe de dar lo mismo: Suena bien…

El sonido es más envolvente y cálido; la viola es potente y cómoda a la hora de tocar. Algo menos pesada y con un diapasón ligeramente más plano. El mástil también algo más estrecho.

Confío en lo que dice Nehir, con este instrumento, avanzaré más rápido y notaré mejoras.

La viola de Nehir.

Nehir, es una profesora de viola. Una mujer muy agradable y comunicativa, metódica y exigente. Ella tiene una viola muy curiosa; además de tener una cabeza de animal tallada en lugar de la voluta, las efes son de gran tamaño. Se trata de una viola construida a mano por un luthier turco.

No me fijé en ese detalle la primera vez que la vi. Sí que lo hice respecto al sonido, pese a estar en la calle, profundo y muy bello, (de viola buena).

Ha probado algunas de mis violas y me comenta que hay un par que son buenas. De todos modos, sigo con mi viola de “llevar y traer”, me da miedo a que una de esas mejores violas se malogre por cualquier cuestión imprevista.

Con relación a los sonidos, cuando yo toco no me suena nada igual que cuando escucho, por ejemplo, a Lucía, mi anterior profesora de viola, o a Nehir. En mí, percibo muchos sonidos “fantasma”, cuerdas que no deberían sonar, notas que no están en su lugar… pequeñas cosas que me producen un tremendo desasosiego. Incluso si mi viola la toca otra persona, el cambio de sonido es notable. Claro, yo la escucho también a través del mentón.

Observa que la parte superior de las efes, llega hasta la parte inferior del diapasón. Me gustaría tener una viola como la de Nehir.

Sigo interesado en la cuerda fa

Fa, Do, Sol, La.

Quizá un poco osado y algo obsesivo, pero me encantaría tener un instrumento con esta afinación.

Me agradan y me atraen los sonidos más graves, así que no descarto adquirir una cuerda Fa, y tener un instrumento algo distinto.

Sería para usarlo como experimento y para divertimento , ya que mi interés es tocar la viola tradicional.

Supongo que aplicaría la técnica de la transposición, así que si leo el Do de la clave de Do, sonaría y correspondería al Fa de la cuerda Do en la viola. Es decir que podría leer las partituras de viola en clave de Do aunque sonasen unas nota más graves.

He visto que hay poco material, y caro. Voy a solicitar a una tienda on-line esta cuerda pero… ¿qué viola destinar a esto?

Tengo una de ellas en mente. Ligera y con un sonido amplio. La ha probado mi profesora y no le desagrada, de hecho le ha gustado el sonido de las cuerdas más agudas, Re y Fa. El problema es que no es una gran viola, pero… se trata de experimentar.

¿Qué música?

Es típico que te pregunten, qué música prefieres ó que música te gusta más.

Yo no suelo tener una preferencia musical, aunque en general me atrae mucho la música barroca. También el minimalismo de Glass o de Nyman, la de Queen y la de Radiohead, Serrat, Sting y otros… Faltaría Blog para escribir: Crosby, Stils, Nash, Young…

Supongo que esto también es algo cíclico, y en ocasiones recuerdo la música de Beethoven y de Elgar (Pompa y circunstancia), resonando por casa, (y en mi interior), pero en este momento, si he de destacar alguna en especial, y no sé bien por qué, la Fantasía Cromática de Johann Sebastian Bach, especialmente interpretada a la viola por Max Baillie, el cual le da una intensidad que otros no le dan. Quizá sea la sal y pimienta que cada uno ponemos en nuestras cosas… matices.

Una vez, hablando con Alberto, compañero y amigo, nos planteábamos cuál sería la banda sonora de nuestra vida. Sería interesante hacer una selección para quizá, un momento especial que nos defina.

Para María fue Penélope de Joan Manuel Serrat, quizá Mediterraneo y Sting, tal vez (Fields of Gold). También se conmovía con Nessun Dorma, de la ópera Turandot, de Giacomo Puccini, y con tantas otras otras muchas que compartimos.

Quizá la música y las emociones están tan unidas la una a las otras, que cuesta desligarlas; quizá por eso, la música es tan importante para el ser humano.